Copy
Ver este email en tu navegador

Hola <<Nombre>>,

Te enviamos un primer artículo de formación financiera que esperamos sea de tu interés. Se trata de una serie de emails que enviamos por defecto cada dos semanas (en caso de no desear recibir este tipo de mensajes, puedes darte de baja con un clic):

Los índices y la gestión indexada

En este artículo vamos a ver qué son los índices de inversión, para qué sirven, quién y cómo los crean. También te mostraremos por qué y cómo se puede invertir en fondos que replican índices, también llamados fondos indexados.

¿Qué es un índice?

La definición de un índice sigue una serie de reglas más o menos objetivas que permiten seleccionar una serie de inversiones y el peso de cada inversión dentro del índice. Si las inversiones son acciones entonces se suele hablar de índices bursátiles o de acciones cuya definición en la Wikipedia es:

Un índice bursátil corresponde a un registro estadístico compuesto usualmente de un número, que trata de reflejar las variaciones de valor o rentabilidades promedio de las acciones que lo componen. Generalmente, las acciones que componen el índice tienen características comunes tales como: pertenecer a una misma bolsa de valores, tener una capitalización bursátil similar o pertenecer a una misma industria.

Si las inversiones son bonos, entonces se suele hablar de un “índice de bonos”.

¿Para qué sirven los índices?

Inicialmente los índices se crearon para resumir en un solo número la evolución de todo un mercado. De esta manera se podía hablar de que el Dow Jones Industrial (el primer índice que se creó) había subido un 1%, en vez de hablar de todas las acciones por separado.

Actualmente se utilizan los índices para replicar el comportamiento de un mercado. En vez de comprar una cartera de acciones de Estados Unidos, se puede comprar un fondo indexado al índice S&P500 por ejemplo, que sigue el comportamiento de este índice y de esta manera obtener la rentabilidad media del mercado estadounidense.

¿Quién crea los índices?

Normalmente los crean empresas especializadas como Standard and Poors (S&P), MSCI o Dow Jones. A veces son los propios mercados secundarios quienes los crean, como es el caso del IBEX35 que está calculado por el Comité Asesor Técnico del IBEX35, vinculado a BME.

¿Cómo se crean los índices financieros?

Existen principalmente tres formas de construir un índice: ponderando las inversiones por precio, ponderando por capitalización o equiponderando.

1. Índice ponderado por precio

Ponderar por precio es como incluir una acción de cada empresa en nuestra cesta. Las empresas con un precio por acción más alto pesan más: por ejemplo una acción que vale 1.000€ pesaría cien veces más en el índice que una acción que vale 10€.

El índice ponderado por precio se calcula como el promedio de los precios de las acciones en el índice. Se calcula sumando el precio de cada acción y dividiendo el total entre el número de acciones de la serie. El principal problema que tiene esta forma de construir un índice es que las empresas con un precio más alto pesan más (aunque en conjunto puedan ser empresas más pequeñas que otras por tener menos acciones emitidas). Inicialmente los índices se calculaban así (por ejemplo, el primer índice, el Dow Jones Industrial Average), pero hoy la ponderación por precio está cada vez más en desuso.

2. Índice ponderado por capitalización

Ponderar por capitalización es como incluir la capitalización total de cada empresa en nuestra cesta (las empresas más grandes pesan más). La capitalización de una empresa es el valor de esta empresa en bolsa, calculado como el precio por acción multiplicado por el número de acciones.

En los índices ponderados por capitalización, las empresas tienen un peso en el índice en función de su capitalización de mercado (precio de las acciones multiplicado por el número de acciones en circulación) y se dividen entre la capitalización global de las empresas que componen el índice. Este tipo de ponderación representa mejor la evolución de un mercado o de una zona geográfica, y tiene como principal característica que el efecto que tendrá un cambio en el precio en una empresa de gran capitalización bursátil será mucho más importante que el que tenga una empresa pequeña.  Ejemplos bien conocidos de índices ponderados por capitalización son el índice S&P500 o el MSCI World. En Indexa, utilizamos principalmente este tipo de índices porque representan mejor la riqueza global que cualquier inversor debería replicar para asegurarse la rentabilidad que el mercado ofrece, y además son los índices que se pueden replicar de la forma más fácil y económica.

3. Índice equiponderado

Equiponderar es dar el mismo peso a todas las empresas. Un índice equiponderado se basa en el movimiento del precio promedio de las acciones en el índice. En este tipo de índice, todas las acciones, sin importar su capitalización, tienen el mismo efecto. Para calcular un índice equiponderado, se utiliza la media aritmética de los rendimientos de los activos que componen el índice. Como ejemplos de este tipo de indexación, están los índices MSCI Equal Weighted. Por cómo se calculan, estos índices darán tanta importancia a empresas pequeñas como a las empresas grandes. Por tanto, se les asigna a las empresas pequeñas una mayor relevancia, aumentando ligeramente el riesgo esperado y también la rentabilidad esperada.

¿Cómo se puede invertir en índices?

La forma fiscalmente más eficiente para un inversor español de invertir en índices es utilizar fondos indexados de bajo coste. Normalmente, las entidades financieras no ponen a disposición de sus clientes la posibilidad de elegir estos fondos porque son productos que no le dejan margen al distribuidor, o que le dejan un margen menor, pero recientemente los gestores automatizados (de los que hablaremos en un próximo correo electrónico de formación financiera), como Indexa Capital, han decidido dar un paso adelante y ofrecer carteras de fondos indexados con costes más bajos (un 80% más bajos que la media de los bancos en el caso de Indexa).

¿Por qué invertir en índices?

La respuesta rápida es que la rentabilidad corregida por riesgo de los fondos indexados es mayor que la rentabilidad por riesgo de los fondos de gestión activa (no indexada). En próximos artículo vamos a aportar abundante evidencia empírica en este sentido.

Mientras tanto, estamos a tu disposición para comentar cualquier duda o sugerencia que puedas tener por email (en respuesta a este mensaje), por chat en nuestra página o por teléfono (de lunes a viernes, de 9 a 14h y de 15 a 18h, al 91 220 72 53). 

Saludos,

Equipo Indexa

Twitter
LinkedIn
Facebook
Website
Recibes este mensaje porque eres cliente, o empezaste el proceso de alta de cliente, de Indexa Capital.
¿Quieres modificar tu suscripción?
Puedes actualizar tus preferencias o darte de baja de la lista

Indexa Capital A.V, S.A.
C/ Serrano 213, 1º, A4
Madrid, 28016
España

Agencia de Valores autorizada y supervisada por la CNMV, nº257