Copy
Ver este email en tu navegador

Hola <<Nombre>>,

En el año 2017, se vivió el auge de un nuevo tipo de inversión: las criptodivisas. Son muchos los inversores (especialmente ingenieros informáticos) que empezaron a hacer pequeñas inversiones para conocer el activo a raíz de la elevadísima revalorización que había tenido en los años anteriores.

Por ejemplo, en 2017 la rentabilidad del Bitcoin, la criptodivisa más conocida, tuvo una revalorización del 1.403% (se multiplico el valor por 15 en un año). No obstante el año siguiente (2018) perdió un 74% de su valor. Entonces, ¿es interesante invertir en criptodivisas como parte de una cartera diversificada?

En la entrega de formación financiera nº 17 hemos analizado diferentes clases de activo con las que se pueden construir carteras. ¿Por qué hemos listado esas clases y no otras como por ejemplo el oro o las criptodivisas?

En esta nueva entrega de formación financiera vamos a mostrar qué es una clase de activo y por qué a largo plazo hay que invertir exclusivamente en clases de activo. También vamos a ver qué no es una clase de activo, y por qué no hay que invertir en tulipanes, oro o criptodivisas.

¿Qué es una clase de activo?

La definición de una clase de activo está sujeta a debate, pero básicamente ha de cumplir tres condiciones:

  1. Debe ofrecer diversificación en la cartera, la evolución de su precio debe estar relativamente poco correlacionada con el resto de la cartera
  2. Debe tener una fuente de generación de rentabilidad creíble
  3. Debe de ser suficientemente grande como para poder ser una parte significativa de la cartera

A continuación, voy a analizar con este marco un ejemplo de inversión que sí es considerado una clase de activo para ver si funcionaría el test: las acciones (renta variable).

  • Diversificación: ofrece diversificación a una cartera de bonos por ejemplo
  • Rentabilidad: ofrece rentabilidad a largo plazo derivada de los beneficios empresariales en forma de dividendos
  • Profundidad: los mercados de acciones cotizan billones de euros (millones de millones)

A continuación, vamos a ver qué ocurre con los tres candidatos: tulipanes, oro y criptodivisas.

Tulipanes

Es muy conocida la historia de la “tulipmanía”. En resumen, en los Países Bajos durante el siglo XVII hubo un período de especulación en el cual los bulbos de tulipanes se compraban cada vez a precios mayores alcanzando niveles desorbitados para explotar en cierto momento, dejando detrás una gran crisis.

Desde un punto de vista moderno, parece realmente absurdo que alguien cambiara una mansión por un sólo bulbo, pero esta manía se alargó durante décadas.

Como veremos a continuación, los inversores no deberían haber comprado tulipanes ya que no pueden ser considerados una clase de activo:

  • Diversificación: posiblemente si ofrecía diversificación a una cartera tradicional.
  • Rentabilidad: los bulbos no producen nada (más allá de un tulipán, claro). No generan ingresos recurrentes. Luego por la técnica de descuento de flujos no valen nada.
  • Profundidad: el mercado sería grande a nivel local, pero minúsculo a nivel mundial.

En definitiva, la única razón por la que los holandeses compraban bulbos era porque habían visto a otros inversores ganar dinero y su único objetivo era vendérselo a otros a un precio mayor. Los ingleses le han puesto un nombre muy ilustrativo a esta estrategia: “La teoría del más tonto” (“The greater fool theory”).

Oro

En este caso hay más discusión, pero mi visión es que el oro tampoco es una clase de activo:

  • Diversificación: es verdad que ofrece diversificación frente a la renta variable ya que recientemente se ha apreciado en momentos de crisis y que en un escenario de apocalipsis monetario (hiperinflación global) podría servir como medio de pago.
  • Rentabilidad: no tiene ninguna fuente de ingresos. En palabras de Warren Buffett: “El oro se excava del suelo en África, o en otro sitio. Después lo fundimos, lo metemos en otro agujero, lo enterramos otra vez y pagamos a gente para que lo vigilen. No tiene ninguna utilidad.”
  • Profundidad: en cuanto a profundidad, las cifras varían bastante, pero parece que rondaría el billón europeo de euros que es más que suficiente.

Es cierto que llevamos muchos siglos utilizando el oro como almacén de valor, que incluso los bancos centrales lo utilizan como reservas, pero realmente no me sorprendería que en el futuro le ocurriera lo mismo que a los tulipanes. La razón es que nada impide que esto pueda ocurrir. Existe el argumento de que es un excelente conductor eléctrico, pero esta característica no justifica ni de lejos el valor que tiene actualmente. Por otro lado, no sería la primera vez que un metal pierde su valor, bien porque se encuentra un sustituto más barato y abundante o porque se encuentra una nueva fuente del metal (es muy interesante el caso del aluminio, hoy es un material común y hace algo más de un siglo era un material precioso).

Criptodivisas

Llegamos a las criptodivisas: bitcoin, ether, ….  Veamos cómo pasan el test de la clase de activo:

  • Diversificación: debido a la escasa historia de las criptodivisas no se puede hacer todavía una predicción de cómo se comportarán en momentos de crisis financiera.
  • Rentabilidad: no tiene ninguna fuente de ingresos.
  • Profundidad: es un mercado realmente pequeño. A precios de 2017, 100 mil millones de euros, 8 veces menos que la capitalización bursátil de Apple entonces.

Así que no es una clase de activo. Los defensores de las criptodivisas afirman que, debido al algoritmo de creación de bitcoins, el número de bitcoins está limitado (a diferencia de lo que ocurren con las divisas tradicionales) y esta escasez va a propiciar una buena cobertura contra la inflación (que en realidad es el mismo argumento que ha dado valor al oro). Pero llegado el momento, el mercado se dará cuenta que las criptodivisas no tienen ninguna utilidad y podrán perder su valor.

Mi recomendación: si lo que buscas es tener una protección contra la inflación, invertid en acciones, bonos ligados a la inflación o inmuebles, porque los tres son clases de activo y protegen contra la inflación.

Por otro lado, hay quienes defienden que va a ser el medio de pago global. Para ser un medio de pago, debería ocurrir que el número de hamburguesas que puedes comprar con un bitcoin fuera más o menos estable en algún lugar del mundo y que además pudieras pagar tus impuestos con bitcoins en algún sitio. Esto hoy en día no ocurre.

En definitiva, parece que las criptodivisas son los tulipanes modernos.

Conclusión

Dicho esto, invertir en clases de activo no es la única manera de ganar dinero. Ir al casino o jugar a la lotería también pueden hacerte ganar mucho dinero. Pero de la misma forma que no recomendarías a un amigo ir al casino o jugar a la lotería para ganar dinero de manera consistente, tampoco se debería recomendar a terceros invertir en criptomonedas (o tulipanes o incluso oro).

Si buscas generar rentabilidad a largo plazo para tu cartera sólo deberías invertir en clases de activo, utilizando vehículos de bajo coste y diversificando al máximo.

Estamos a tu disposición para comentar cualquier duda o sugerencia que puedas tener por email (en respuesta a este mensaje), por chat en nuestra página o por teléfono (de lunes a viernes, de 9 a 14h y de 15 a 18h, al 900 431 282).

Saludos,

Unai Ansejo

Twitter
LinkedIn
Facebook
Website
Recibes este mensaje porque eres cliente, o empezaste el proceso de alta de cliente, de Indexa Capital.
¿Quieres modificar tu suscripción?
Puedes actualizar tus preferencias o darte de baja de estos emails de formación financiera

Indexa Capital A.V, S.A.
C/ Serrano 213, 1º, A4
Madrid, 28016
España

Agencia de Valores autorizada y supervisada por la CNMV, nº257