Copy
View this email in your browser

Hace unos días, le hablaba a una amiga sobre mi primer contacto con la tecnología informática, sobre programas hoy considerados abandonware y de la extraña fascinación que me producía sentarme ante la pantalla del Commodore Amiga que teníamos en casa. Este ordenador dejó una huella indeleble en mi imaginación y mi visión de la realidad. Entusiasmada, le hablé a mi amiga de las aventuras conversacionales, del lenguaje BASIC, de esas imaginativas portadas que poco tenían que ver con la experiencia de juego…

Y le hablé del momento en el que internet llegó a nuestros hogares. Recuerdo percibir ese mundo virtual como un portal a una dimensión llena de posibilidades, un baile de máscaras donde reinaba el anonimato. Un espacio donde las diferencias sociales y las leyes físicas se difuminaban hasta desaparecer. 
A mi amiga le llamó la atención el romanticismo con el que yo hablaba del ciberespacio y la web, pues su experiencia difería mucho de la mía: ella había crecido en una generación en la que la tecnología y la conexión a la red eran más bien una imposición, un requisito para acceder a casi cualquier acción cotidiana, un eterno vigilante que impregna los aspectos más íntimos de nuestra vida. La tecnología podía resultar aterradora.

Tal y como Loreto Bravo Muñoz nos cuenta en su brillante artículo Machín 2 Machín, hace tiempo que nos están vendiendo la idea de la “hiperconectividad” para controlar nuestra información más sensible. Esta hiperconectividad implica la interconexión de millones de dispositivos a la red. Las telecomunicaciones han colonizado todos los espacios, buscando la incorporación de nuestros datos más íntimos a los circuitos de acumulación capitalista y patriarcal. Esta acumulación es posible gracias a la desposesión, en este caso de nuestra privacidad, relaciones sociales, cuerpos, emociones y espacio vital. Desde el ámbito digital, lo íntimo se mercantiliza para ser usado luego en nuestra contra, o para predecir nuestras preferencias y hacernos consumir dentro de su sistema, fortaleciéndolo.

Ilustración de Robert Beatty

Ya que estamos sobrevolando este tema, no quisiera perder la oportunidad de mencionar a las maravillosas VNS Matrix. Hace algunas semanas, Ivana Mondelo les dedicó una entrega de su magnífica newsletter, Siempre cyborg, nunca diosa (es una auténtica maravilla, podéis suscribiros aquí). Para quienes no las conozcan, las VNS Matrix son un grupo de artistas y activistas australianas que empezaron a explorar la intersección entre arte, feminismo, tecnología y ciberespacio. En 1991, las VNS Matrix  publicaron El Manifiesto Ciberfeminista para el Siglo XXI, con el que querían homenajear a Donna Haraway, la bióloga feminista que en el 1985 había publicado el "Manifiesto para Cyborgs", un texto que hoy se define como el germen del ciberfeminismo. En este manifiesto, las VNS Matrix se autoproclamaron “el virus del nuevo desorden mundial”, “saboteadoras de la computadora central gran-papá”, “exterminadoras del código moral” y “mercenarias del fluido viscoso”.

A lo largo de toda su producción, que incluía instalaciones, eventos y pósters, buscaron desafiar la dominación y el control de las tecnologías, marcadamente masculino y sexista, así como explorar la construcción de las identidades y la sexualidad en el ciberespacio. Tanto la obra de Donna Haraway como la de VNS Matrix sentaron las bases sobre las que se construye el actual imaginario ciberfeminista y aportaron mucho al pensamiento queer, a través de la figura del cyborg.

El cyborg, un ser híbrido que se ubica en la frontera entre la realidad social y la ficción, que deconstruye los binarios varón-mujer; animal-humano; organismo-maquina; naturaleza-cultura.
Muchas asociaciones como cyborgfeministas o GenderIT beben de la teoría generada por estas pioneras exploradoras las relaciones entre mujeres y tecnología. Merece la pena pensar en cómo han cambiado las cosas en los últimos 30 años y cómo hemos llegado a habitar esta pesadilla distópica de supervigilancia capitalista y control de datos. 
Antes encendíamos el ordenador para evadirnos y nadar en el ciberespacio, como una suerte de liberación y borrado de identidad. Ahora, el precio de la conexión es comprometer tu información más íntima y exponerte al panoptismo que supone la hiperconectividad. 

Tenemos mucho que pensar acerca de cómo ha cambiado nuestra relación con las tecnologías, qué tipo de relación nos gustaría mantener con ellas y a quién sirven las tecnologías que usamos a diario.

Libres, dignos, vivos: el poder subversivo de los comunes

Tráiler promocional del libro.
¡Ya tenemos fecha de lanzamiento! Este tesoro enciclopédico de los comunes saldrá al público el 28 de Octubre (coincidiendo con nuestra próxima newsletter, que estará mayormente dedicada a este libro que hemos traducido con tanto esmero y cariño). Esta obra está plagada de ejemplos y casos de estudios que demuestran que sí es posible vivir de una manera más libre, justa y alineada con nuestros principios.

Propone una alternativa que va más allá del callejón sin salida del binomio capitalismo/socialismo, una confrontación que tiene al mundo casi de rodillas. Escrita por dos de los principales activistas de los comunes de nuestro tiempo, esta guía está repleta de historias fáciles de leer y muy coloridas. Libres, dignos, vivos: el poder subversivo de los comunes ofrece un resumen fresco y no académico de los comunes contemporáneos escrito para un público general y activista.

¡Empieza a leerlo!
 

¡Sin traducción no hay revolución!

Esta semana en nuestro blog en El Salto no publicamos una traducción, sino un artículo escrito por nuestro compa Timothy sobre la manera en la que traducimos en Guerrilla Translation, y más concretamente, sobre el proceso de traducción de Libres, Dignos, Vivos: el poder subversivo de los comunes, que más que un encargo fue una aventura.

"Dimos comienzo a nuestra colaboración con una pequeña ceremonia de intenciones y conexión alrededor de un árbol muy especial, el Alcornoque de la Fresneda, en las afueras de Hervás. Este alcornoque de más de 400 años de edad mide 20 metros y se alza imponente en una colina de la campiña extremeña. El hallazgo fue fortuito, pero providencial. Recóndito y tímido a pesar de su majestuosidad, nos topamos por accidente con este árbol mientras nos trasladábamos del pueblo a nuestro espacio de trabajo. Y sin embargo, resultó ser el símbolo perfecto para celebrar que nos embarcábamos juntos en un proyecto a largo plazo, en un viaje lingüístico y espiritual para transmitir el conocimiento y la sabiduría del procomún de tantos lugares del mundo y a lo largo de la historia. Hicimos un círculo alrededor de este árbol y, por turnos, compartimos nuestros sentimientos, entusiasmo y perspectivas acerca de tan emocionante periplo. A continuación, dedicamos un momento para centrarnos en la energía colectiva del grupo y en nuestra meta común, y justo ése fue el momento en el que el proyecto zarpó."

Lee el artículo completo aquí.
 

Próximos eventos

Haz tu propia economía no-capitalista
[del 18 al 22 de Enero de 2021
Cierre de convocatoria: 30 de Octubre de 2020]


Desde su Departamento de Economía Decolonial El Cambalache ofrece un taller online en español e inglés para hacer tu propia economía anticapitalista. Este curso provoca la práctica, investigación y teorización de las economías no capitalistas desde un actuar de cambio social e investigación por y para nosotrxs. Está diseñado para personas con interés en crear, practicar e investigar colectivamente sobre proyectos económicos no-capitalistas en sus lugares de residencia o investigación. Todo el mundo está invitado a participar: mujeres, personas indígenas y LBGTIQ+ están especialmente invitadas. Para mas información, hagan click aquí o en la imagen, o bien escriban a la Dra. Erin Araujo a: cambalach@autoproduzioni.net | taller@cambalache.casa
 

Encuentros: Feminismos Territoriales y Ecologismos Diversos en el Abya Yala
[del 11 de Agosto al 15 de Diciembre]

La Red Latinoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Sociales y Ambientales, Jubileo Sur Américas y el Instituto de Estudios Ecologistas del Tercer Mundo han organizado los Encuentros “Feminismos territoriales y ecologismos diversos en el Abya Yala" como un espacio para tejer entre organizaciones fraternas con reflexiones, resistencias, emociones y alianzas. Más de 80 mujeres y colectivos de diferentes lugares del Abya Yala y de África y Asia se reúnen para intercambiar las luchas para defender los cuerpos y territorios desde una mirada feminista y ecologista. Estos encuentros son fundamentales, en el contexto marcado por una nueva pandemia, ante el avance del extractivismo y de la violencia contra las mujeres y contra el medio ambiente. Más información aquí o haz click en la imagen.
 

El Pluriverso de los comunes y más allá...

Aquí les presentamos la segunda postal sonora de Convite, el maravilloso proyecto de lxs compas de Noís Radio que busca, a través del lenguaje sonoro, contribuir información, herramientas y recursos de autocuidado, protección y seguridad en sus espacios digitales, físicos y psicosociales.

📮💌 Esta segunda postal llamada La Huerta nos habla de cómo hacer una radio segura.

"¿Quieres hacer radio segura pero no sabes por donde empezar? Puedes consultar en radiolibre.cc (te puedes sumar a sus chats o sumarte a su lista (radiolibre@lists.riseup.net) o liberaturadio.org. Ambas son redes que te acompañan en el proceso para migrar a una radio segura usando servidores que te permiten hacer streaming de audio. También puedes consultar programas como Mixxx, Icecast, Butt y BroadcastMySelf".

¡Escuchen la postal completa aquí y manténganse sintonizados para descubrir el resto de postales!
 
¿Te has perdido las anteriores entregas de La Comunal? Puedes leer nuestros todos nuestros números anteriores aquí.

¿Qué estamos leyendo?

En esta sección compartiremos nuestros artículos, ensayos y libros favoritos sobre el mundo del procomún y otros movimientos afines. ¿Quieres compartir tus lecturas favoritas? ¡Escríbenos y envía tus sugerencias!
 

ciberfeminismos / domesticidad / subalternidad / trabajo digital

por Radhika Gajjala

Ciberfeminismos / domesticidad / subalternidad / trabajo digital es una compilación/traducción de trabajos publicados por Radhika Gajjala entre 1999 y 2015. Los textos incluídos discuten las aproximaciones a los ciberfeminismos que abogan por el empoderamiento de las mujeres mediante su acceso a herramientas digitales. En investigaciones llevadas a cabo en contextos diversos, Radhika sugiere que el resultado de estas acciones empoderadoras es la integración de mujeres subalternas a una fuerza de trabajo digital global y a un circuito de circulación de afectos de los que se benefician, en última instancia, las plataformas mediadoras y los agentes empoderadores.


Puedes descargarlo aquí o haciendo click en la imagen.
¿Te gusta nuestra newsletter? Reenvía este correo a quien pueda gustarle o envíanos tus comentarios, sugerencias o impresiones a hello@guerrillamedia.coop


La Comunal es una newsletter quincenal sobre procomún, ecofeminismo, decolonialismo, cultura libre, P2P y otros movimientos afines elaborada por el equipo de Guerrilla Media Collective. Síguenos en Facebook, Twitter, Instagram o Mastodon para descubrir más contenido.


Twitter
Facebook
Instagram
Website
A menos que se especifique lo contrario, todo el contenido original de esta newsletter posee una Licencia de Producción de Pares.
 






This email was sent to <<Correo electrónico>>
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
Guerrilla Media Collective, S.Coop.And Interés Social · C/Nobel, Edificio Boudere III, Planta 3, Puerta 2. Pol. Pisa, Mairena del Aljarafe · Sevilla, 41927 · Spain